8 Mitos de la prevención del embarazo: Desmentidos

Nos hemos enterado de algunos rumores poco acertados que circulan acerca de cómo prevenir el embarazo, con técnicas de control de la natalidad DYI no probados. Con la esperanza de acallar la perpetuación del mito, queremos recordarles que la mayoría de ellos no funcionan. Lo hemos dicho antes, y lo diremos nuevamente: Si tiene relaciones sexuales, usando un método de control de natalidad eficaz, clínicamente probado, podrá prevenir el embarazode mejor manera. Punto. Sin mencionar alguno de los siguientes “métodos míticos” lo protegerán en contra de ETS, que es una razón más para utilizar un condón y un método anticonceptivo confiable cada vez.

En beforeplay.org, pensamos que ya es hora de exponer algunos de los errores más comunes.Queremos que todo sea seguro y que se conozca la verdad sobre los anticonceptivos, el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual, así que siga leyendo algunos mitos desmentidos utilizando algo muy poderoso: La ciencia.

Mito #1: Masturbarse antes de tener relaciones sexuales.

“Si me masturbo antes de tener relaciones sexuales, no quedará ningún esperma para que quede embarazada.” Lo sentimos. Estamos desmintiendo este mito y probablemente desmintiendo algunas burbujas por ahí, ya que simplemente no es así. Solo se necesita un espermatozoide para fertilizar un óvulo, por lo que incluso si sólo una pequeña cantidad de la eyaculación se abre paso en la vagina de la mujer, existe la posibilidad de embarazo. Es más, después de masturbarse, es probable que tenga que esperar por lo menos unos minutos antes de poder tener la suficiente energía para tener relaciones sexuales, y en ese momento, sus reservas de esperma ya habrán comenzado a regenerarse y los nadadores estarán dispuestos a hacer su trabajo.

Mito #2: Ciertas posiciones sexuales.

Pregunta rápida: “¿Hay ciertas posiciones sexuales que garanticen que no quedaré embarazada?” Respuesta rápida: Absolutamente no. Si tiene relaciones sexuales vaginales, no importa si usted está hacia arriba, hacia abajo o lateral; una mujer puede quedar embarazada incluso debajo del agua. Una “posición” que no causa embarazo es el sexo oral debido a que no hay semen que entre en la vagina de la mujer, aunque el sexo oral tiene su propio conjunto de riesgos de salud, incluyendo la transmisión ETS.

Mito #3: La retirada.

Cuando un hombre lo saca antes de eyacular durante las relaciones sexuales, todavía hay una posibilidad de embarazo. Mientras este método, comúnmente se denominada la retirada, puede ser algo efectivo, solo depende del hombre. Algunas veces puede ser difícil decir exactamente cuándo “el gran momento” sucederá, además también existe la pre-eyaculación, que de hecho contiene esperma y puede ocasionar el embarazo. Por lo general, la retirada es aproximadamente 78% efectiva, por lo tanto, en pocas palabras, aún la retirada deja la oportunidad de un 22% de la fertilización.

Mito #4: Beber Mountain Dew.

Muchas personas han cuestionado la capacidad de este refresco popular para reducir la fertilidad de los hombres debido a sus altos niveles de cafeína, los tintes que le dan ese brillo de neón y el uso de aceite vegetal bromado (BVO), que se ha demostrado tener un impacto en la salud reproductiva. Pero al final del día, no hay una prueba definitiva que Mountain Dew pueda reducir el conteo de espermatozoides en absoluto, y mucho menos reducirlo a cero, lo que sería la única forma en que podría prevenir el embarazo. Así que recuerda, si vas a hacer el Dew, que sea seguro y usa un condón y un método confiable de control de la natalidad.

Mito #5: Fumar marihuana o comer los tallos o semillas.

Éste es preocupante en dos niveles. En primer lugar, si bien se han realizado estudios que muestran que fumar marihuana puede disminuir los niveles de testosterona de un hombre que conduce a bajos recuentos de espermatozoides y la escasa movilidad de los espermatozoides, lo único que se necesita es un espermatozoide determinado para fertilizar un óvulo. Hay mucho menos evidencia de exactamente cómo la marihuana puede afectar la ovulación de la mujer, definitivamente no hay suficiente para sugerir que podría proteger contra el embarazo. Lo mismo aplica para comer tallos o semillas de marihuana. Y segundo, tal vez más importante aún, el uso de drogas y el embarazo no combinan. Nunca. Consumo excesivo de alcohol o el uso de sustancias controladas pueden tener graves efectos negativos sobre su salud, y también pueden causar complicaciones si una mujer queda embarazada.

Mito #6: Usar condones provisionales.

No vamos a andar con rodeos aquí. No funciona. Ninguna bolsa plásticacon una ligadura de goma o un globo con apriete de alambre para bolsas le proporcionará la protección de un condón tradicional aprobado. Los que encontrará en las tiendas se prueban electrónicamente para satisfacer estrictos estándares de resistencia y fiabilidad, y no se puede decir cuántos agujeros microscópicos estarán en su propia creación oquétan fácil se pueden romper osi se quedan bien. Francamente, también cuesta aproximadamente la misma cantidad de dinero, así que,definitivamente le recomendamos evitar riesgos y de pagar los ~$0.99 que cuesta una protección mucho más confiable. Muchos centros de salud incluso le darán condones en forma gratuita. Con diferentes tamaños y formas para mejorar el placer, no hay excusas.

Mito #7: Las duchas vaginales inmediatamente después de tener relaciones sexuales.

Muchas personas se preguntan si las duchas vaginales con cualquier líquido para ese propósito o soda burbujeante (como la Coca-Cola) puede retirar todo el semen después de tener relaciones sexuales, una manera efectiva de prevención del embarazo. La verdad es que no. En términos biológicos, los músculos de la vagina de la mujer se contratan durante un orgasmo como forma del cuerpo de llevar el semen hacia sus óvulos, así que, incluso si usted toma duchas vaginales justo después de tener relaciones sexuales, algunos de los espermas ya estarán muy adentro para poder ser enguadados. Además, las duchas vaginales con bicarbonato de sodio u otros líquidos que no tienen ese propósito, pueden provocar irritación e infección, por lo que no es algo bueno.

Mito #8: Saltar hacia arriba y hacia abajo.

Seremos breves. Esto no funciona. Usted puede correr una maratón después de tener relaciones sexuales, y aún puede quedar embarazada. Los órganos reproductivos masculinos y femeninos están literalmente diseñados para llevarel semen allí… y mantenerlo allí. Así que, si bien alentamos a hacer actividad física saludable, no lo tome en cuenta para evitar el embarazo.

Así que esto fue todo. La buena noticia es que existen más de 15 otros métodos que funcionan bien. Dele un vistazo a nuestro Selector de Métodos Anticonceptivos para averiguar cuán efectivo es cada método, y hable con su proveedor de atención médica con cualquier pregunta.