¿Puedo prevenir un embarazo luego de tener relaciones sexuales?

A veces los condones se rompen. En ocasiones las parejas no utilizan métodos anticonceptivos (decididamente esa no es nuestra recomendación, pero sabemos que pasa). Y, lamentablemente, a veces las personas son forzadas a tener relaciones sexuales. En todos estos casos, los anticonceptivos de emergencia (AE) pueden ser una solución. Pero seamos claros: un AE no interrumpe un embarazo. Solo lo previene.

He aquí los datos: los AE pueden ayudar a prevenir un embarazo si se toman dentro de los cinco días después de haber tenido relaciones sexuales sin protección. Cuanto antes se tomen, más efectivos son. Ha habido un gran debate (especialmente por parte de los antiabortistas) en torno a la idea de que las “píldoras del día después” pueden interrumpir un embarazo en curso. Pero varios estudios, incluida  una reseña publicada en el New York Times, han revelado que los AE en realidad previenen la ovulación y, por lo tanto, previenen que se produzca un embarazo, en lugar de impedir la implantación de un óvulo ya fertilizado. Si el embarazo ya existe, los AE no harán nada, ni bueno ni malo.

Entonces, si tuviste relaciones sexuales sin protección y estás preocupada por si quedaste embarazada, tienes algunas opciones. De hecho, hay cuatro tipos de anticonceptivos de emergencia: Plan B/Next Choice y Ella (ambos son píldoras), el método Yuzpe (que se vale de píldoras anticonceptivas tradicionales como AE) y la inserción de un DIU ParaGard luego de haber tenido relaciones sexuales sin protección. Puedes obtener información sobre estas opciones en Beforeplay.org. Y como ahora el Plan B es de venta libre y se ofrece en muchas clínicas y centros de salud, quizás quieras tener uno a mano por si acaso. Esto asegura que puedas tomarlo casi inmediatamente después de haber tenido relaciones sexuales sin protección para lograr el máximo de efectividad en la prevención de embarazos. Es posible que tu plan de seguro médico, incluido Medicaid, lo cubra.

AVISO IMPORTANTE: Seríamos imprudentes, negligentes y totalmente irresponsables si no mencionáramos que, si bien los AE pueden representar un recurso muy seguro y útil en contadas ocasiones, no deberías usarlos como tu método principal de control de la natalidad. Hay muchas formas muy convenientes y eficaces de anticoncepción, como la píldora, el parcheel anilloel implante o  un DIU, que pueden ayudarte a evitar momentos de nerviosismo. Los condones (tanto masculinos como femeninos) también son una excelente opción porque cumplen una doble función: brindan protección contra los embarazos no deseados y contra las  ETS.