¿Tragar el semen me hace mal?

Practicar sexo oral con un varón tiene el mismo resultado que otros tipos de prácticas sexuales: se expulsa semen. En algunas parejas, quien practica sexo oral traga el semen de su pareja, y alguna gente se pregunta cuáles son los beneficios y riesgos de hacerlo.

Francamente, siempre que estés en una relación saludable y de confianza y que ambos se hayan hecho exámenes de ETD que hayan dado negativos, no hay nada perjudicial o beneficioso para la salud en tragar el semen.

Cuando un varón eyacula, produce alrededor de una cucharadita de té de fluido, que incluye espermatozoides (obvio), proteínas, enzimas, fructosa y mucosidad. El semen no engorda ni tiene elevado contenido calórico (una eyaculación típica solo tiene cerca de 5 calorías), y tampoco tiene valor nutritivo significativo. Sinceramente, todo el mito de que el semen tiene muchas proteínas debería cesar. El hecho de que provenga del cuerpo humano no significa que tenga las proteínas necesarias como para darte energía. Aunque, para ser justos, es posible que experimentes euforia energética simplemente porque estás retozando y divirtiéndote en forma segura entre las sábanas.

Lo importante es recordar que el sexo oral puede transmitir ETS tanto como el coito. Si estás saliendo con una nueva pareja y no estás seguro de que se haya hecho pruebas de ETS, el primer paso es hablar acerca de ello. En Beforeplay.org, somos totalmente partidarios de conversar en profundidad y obtener las respuestas que necesitas para sentirte cómodo o cómoda. Más allá de eso, los condones son una excelente manera de protegerte y de proteger a tu pareja. Hay muchas variedades interesantes y saborizadas específicamente diseñadas para mantenerte a salvo durante el sexo oral. Así que si no quieres tragar el semen de tu pareja, siéntete libre de escupirlo o de ponerle un condón antes de que eyacule.