Síntomas de ETS: Mantente Atento a los Signos

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) [también conocidas como ITS o infecciones de transmisión sexual] abarcan todo el espectro de síntomas. Desde bultitos que pican (y uno se rasca y se rasca) y fiebre (¿hace calor aquí o solo es mi ropa interior?) hasta dolor al orinar (¡ay!), muchas de estas infecciones se manifiestan con una serie de signos reveladores. Lamentablemente, muchas de ellas no tienen ningún síntoma, razón por la cual es muy importante que tú (y tus parejas) sean responsables y se hagan exámenes periódicamente. Puedes hacértelos con tu proveedor de atención médica o buscar una clínica local, muchas de las cuales tienen excelentes opciones de bajo costo.

Aquí en Beforeplay.org, queremos que te sientas libre para divertirte en la cama, y estar protegido es la principal forma de hacerlo (usa condón cada vez que tengas relaciones sexuales, salvo que tú y tu pareja se hayan hecho exámenes de ETS y estos hayan dado negativos).   Las ETS están entre las infecciones más comunes del mundo, así que en caso de que contraigas una, la detección temprana y el tratamiento son clave para una recuperación rápida y segura. Si bien algunas ETS no se pueden curar, hay tratamientos disponibles para todas ellas que ayudan a controlar los síntomas. Qué alivio, ¿no?

Para consultar una lista completa y detallada de síntomas, tratamientos y exámenes de todas las ETS, consulta nuestra  herramienta “Desenmascarando a las ETS”. Pero si estás interesado en una versión al estilo de las guías de estudio Cliff’s Notes, aquí encontrarás un breve repaso de los primeros síntomas asociados con una de las ETS más comunes de Colorado:

Gonorrea

La cantidad de habitantes de Colorado de 12 a 29 años con gonorrea es el doble que el promedio nacional. Por suerte, es una de las ETS más tratables y se puede curar con una dosis de antibióticos. Es importante hacer el tratamiento entero, ya que está apareciendo un nuevo tipo de gonorrea resistente a los medicamentos. Los síntomas de gonorrea no son evidentes para la mayoría de las personas, pero los signos que sí aparecen son, por lo general, una secreción o flujo inusual del pene o la vagina, dolor al orinar, inflamación de los testículos en los hombres y sangrado entre los períodos en las mujeres.

Virus del papiloma humano (VPH)

El VPH es la ETS más común. Al menos un 50% de las personas sexualmente activas la contraerá en el correr de la vida. Además, en realidad hay más de 100 tipos de VPH, la mayoría de los cuales no tiene síntomas. A menudo, el VPH se irá solo y la persona infectada no se enterará de que lo tuvo, pero varios tipos del virus pueden causar verrugas genitales o cáncer vaginal, anal, de garganta y de cuello uterino. Los tipos de VPH que pueden causar cáncer no muestran signos, así que, señoras, si tienen 21 años o más asegúrense de programar y hacerse un papanicolau. Asimismo, el VPH es la única ITS que tiene una vacuna, y los profesionales de la salud recomiendan que tanto los hombres como las mujeres jóvenes se den la vacuna del VPH para no contraer el virus. Ventaja adicional: probablemente el costo esté cubierto por tu seguro médico.

Clamidia

La clamidia es una de las ITS más comunes, probablemente en parte porque la mayoría de las personas no presentan síntomas. Pero quienes sí muestran síntomas pueden experimentar flujo o secreciones genitales inusuales o dolor y ardor al orinar. Específicamente en el caso de las mujeres, la clamidia puede causar dolor abdominal o en la zona lumbar, náuseas, dolor durante las relaciones sexuales o sangrado luego de ellas o entre los períodos.

Herpes

He aquí otro ejemplo de una infección muy común que por lo general no presenta síntomas. En el caso de las personas que sí muestran síntomas luego de contraer herpes, lo más común son las ampollas y llagas en la zona genital y anal. El primer brote por lo general es el peor, pero es posible que aparezcan más llagas en el futuro que se curen más rápido.

Hepatitis B

Hay tres tipo de hepatitis, pero la hepatitis B es la que más se contagia por contacto sexual. Algunas infecciones por hepatitis B no presentan síntomas, pero cuando sí lo hacen, se trata de síntomas muy incómodos, como dolor articular, erupciones en la piel, sarpullido en forma de colmena, fatiga, pérdida del apetito, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, fiebre, orina oscura, ictericia y agrandamiento del hígado y dolor durante su palpación.

Vaginosis bacterial (VB)

La vaginosis bacterial (VB) es una ITS común que solo les ocurre a las mujeres porque solo estas tienen vagina. La VB se produce cuando el equilibrio entre las bacterias vaginales “buenas” y “dañinas” se altera, y si bien a menudo no hay síntomas, puede acompañarse de flujo inusual, olor fuerte, dolor al orinar, picazón o ardor.

Piojos púbicos

A menudo conocidos como “ladillas”, los piojos púbicos no son una ETS sin síntomas. Esta infección se caracteriza, la mayoría de las veces, por picazón, manchas azules y llagas en la zona infectada. También es posible ver piojos gris-blancuzcos o liendres (el huevo de los piojos púbicos) en la zona genital.