Herpes

El herpes es una de las ETS más comunes y muchas de las personas que lo tienen aún no lo saben. No hay cura para el herpes, pero hay un tratamiento que puede disminuir los síntomas y disminuir la probabilidad de transmitirlo a alguien más.

Realizarse la prueba

Encuentre una clínica

¿Desea hacerse la prueba ahora? Encuentre un lugar cerca.

Tipo de prueba

Si usted tiene un brote de llagas, un proveedor de atención médica generalmente puede diagnosticar herpes mirando las úlceras. Para estar seguro, el proveedor también puede tomar una muestra con un hisopo y analizarla en el laboratorio. Si usted está entre brotes o piensa que podría haber estado expuesto, pero no tiene síntomas, un proveedor de atención médica puede hacer una prueba de sangre.

Demora de los resultados de la prueba

Si tiene llagas presentes, el diagnóstico puede ocurrir durante su cita. Si tienen que tomar una muestra de una llaga o hacer una prueba de sangre, puede que demore un par de días a una semana en obtener los resultados.

  • En la mayoría de los casos, el herpes no causa ningún síntoma. Cuando hay síntomas, pueden incluir ampollas alrededor de los genitales o ano. El primer brote de llagas es generalmente el peor. Una persona con herpes puede tener otras epidemias de llagas semanas o meses después del primer brote. Estos brotes adicionales son menos severos, sanan más rápido y ocurren con menos frecuencia más en el tiempo.

  • No hay cura para el herpes, pero existen medicamentos antivirales que pueden acortar y prevenir los brotes de llagas siempre que la persona continúe con el medicamento. Tomar este medicamento todos los días puede reducir el riesgo de transmitir el virus a una pareja.

  • Los condones pueden ayudar a reducir el riesgo de transmitir herpes de una persona a otra, pero no son 100% seguros. Si usted o su pareja está teniendo un brote de llagas, debe abstenerse hasta que esté completamente sanado. Es mucho más fácil pasar o contraer el virus cuando las llagas están presentes.

  • Como con todas las ITS, la protección es más efectiva es abstenerse de la actividad sexual o ser monógamo con una única pareja a largo plazo que sus pruebas hayan sido negativas para herpes. El uso de condones de látex o barreras de látex bucal puede ayudarle a reducir el riesgo de contraer o transmitir la infección. Pero debido a que el herpes se propaga por medio del contacto piel con piel, los condones no protegen completamente la propagación del virus.