Cervicitis mucopurulenta (MPC, por sus siglas en inglés)

La MPC es causada por la clamidia, gonorrea u otras ETS, y puede causar enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) si se deja sin tratar.

Realizarse la prueba

Encuentre una clínica

¿Desea hacerse la prueba ahora? Encuentre un lugar cerca.

Tipo de prueba

No hay una prueba específica para la MPC, pero un proveedor de atención médica puede diagnosticar la infección de acuerdo con los síntomas y un examen visual de los genitales de un paciente. El proveedor buscará glóbulos blancos o pus, que pueden indicar MPC. Debido a que la MPC puede ser provocada por otras ITS, un proveedor de atención médica probablemente le hará una prueba para detectar la clamidia, gonorrea u otras infecciones basadas en el historial sexual o síntomas del paciente.

Demora de los resultados de la prueba

Debido a que no se requiere una prueba de laboratorio, el diagnóstico ocurrirá durante un examen. Sin embargo, si un proveedor de atención médica desea hacer una prueba para otras ITS, que es probable, puede demorar desde un par de días hasta una semana en obtener los resultados.

  • Aunque a veces la MPC se da sin signos o síntomas, puede causar hemorragia en las mujeres durante o después del sexo, secreción vaginal inusual, manchas de sangre entre menstruaciones, dolor en la región abdominal inferior o dolor durante el sexo.

  • Dependiendo de los síntomas y de los resultados de otras pruebas para ITS, existen distintos tipos de los antibióticos que pueden ser recetados para tratar MPC. Incluso después del tratamiento, se le pedirá programar una visita de seguimiento para asegurarse de que la infección haya desaparecido totalmente y que no haya riesgo de contraer la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) más adelante.

  • Evite las duchas vaginales porque en realidad porque puede ocultar los síntomas de MPC y hacer más difícil de diagnosticar y tratar.

  • Como con todas las ITS, la protección es más efectiva es abstenerse de la actividad sexual o ser monógamo con una única pareja a largo plazo que no tenga MPC o cualquier otra ITS. El uso de condones de látex y barreras de látex bucal puede ayudar a reducir el riesgo de contraer o transmitir la infección.